jueves, 22 de mayo de 2014

Plan de Obras Isa-Urtubey: Lo que crece es la propaganda

Plan de Obras Isa-Urtubey: Lo que crece es la propaganda
En 2013 Urtubey e Isa anunciaron, durante una campaña electoral que parece no tener fin para ellos, un plan de obras públicas por 500 millones. Se trataba de un refrito compuesto por obras municipales, provinciales y nacionales ya anunciadas y “promesas” de financiamiento que no llegaron. Finalmente, la inversión municipal real de 2013 fue de 90 millones. Como en un deja vu, esta mañana el dúo volvió a hacer un anuncio similar, aunque devaluado. Peor aún, la semana pasada, en el plenario de obras públicas, las respuestas dadas por los hombres de Isa acerca del financiamiento y la ejecución de las obras dejaron más dudas que certezas: créditos “en trámite”, contratos fantasmas, obras mal hechas y sin garantías, falta de mantenimiento, una hormigonera municipal sin plan de reequipamiento y una pavimentación asfáltica que sufre serias deformaciones y roturas apenas inauguradas. El isismo, que hace un mes votó el proyecto de bicisendas, ciclovías y estacionamientos públicos para ciclistas no incluyó ninguna de estas obras en su plan. Más grave aún, este plan no pasó en ningún momento por el Concejo Deliberante, por lo que es por completo desconocido el origen de los fondos y, sobre todo importante, si las obras se harán bajo administración o con el sistema de contrataciones, tan caro para el municipio…
Hay que terminar con las contratistas
Durante el isismo el vaciamiento de la hormigonera se desenvolvió a la velocidad del crecimiento de los contratos privados con empresas pavimentadoras. Fuera de toda lógica, estas cobran el triple que la municipalidad, posicionándose por fuera de lo que marca el Código Civil ofrecen una garantía de una año, y ni siquiera eso pudieron cumplir como lo atestiguan las obras de Norte Grande, Limache y Municipal. La municipalidad dijo que la planta asfáltica terminaría con las contrataciones pero estas se siguen efectuando. Ahora, el isismo ensaya una nueva teoría en la que culpa al suelo de Salta por la rupturas en los hormigones. Esto lleva, según ellos, a la necesidad de remplazar el material por bituminosos que son usados en rutas (con tránsito en movimiento y sin paradas de colectivo, por ejemplo). El material se coloca arriba del viejo hormigón (que duró décadas, a diferencia del pavimento isista), levantando la cota de la calle y perjudicando el escurrimiento hídrico.
El Partido Obrero ofrece una política opuesta: reequipamiento de la vaciada planta hormigonera, terminar con los contratos de pavimentación, control de los recursos municipales. Sin parasitismo, impuestazos, contratos leoninos ni vaciamiento la municipalidad debe y puede equiparse en beneficio de las familias contribuyentes.
Adjuntamos los proyectos que impulsamos los concejales del PO en la comisión de Obras Públicas y video sobre el estado de la hormigonera y de las obras en diferentes barrios:
·  Reequipamiento de la planta hormigonera –expediente adjunto
Video: http://prensapo.blogspot.com.ar/2014/05/vaciamiento-municipal-estado-actual-de.html
·  Pedido de Informe al Departamento ejecutivo Municipal para que de detalle del Plan de 500 millones para la ciudad – Expediente 135-0882

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los comentarios que solo sean para agredir a cualquier compañero seran borrados a la brevedad.