jueves, 28 de noviembre de 2013


Última Sesión del Concejo Deliberante
Ratificación del Impuestazo y de privilegios a grandes empresas

Un oficialismo en retroceso utilizó la última sesión de 2013 para imponer medidas totalmente antipopulares: ratificaron el impuestazo para los trabajadores y los privilegios para las grandes empresas.
Así, el Parque Industrial se ahorrará 90 millones por año en exenciones, mientras que grandes lotes especulativos, como el Pereyra Rozas, pagan por 100 Ha. sólo 7000 pesos anuales.
El impuestazo, que sólo recaudó 50 millones, sería fácilmente derogable si la municipalidad terminara con los beneficios a empresarios y especuladores.
En esta misma sesión se creó el “Banco Municipal de Becas” en donde las empresas podrán aportar becas a cambio de eximiciones sin que ambos valores sean necesariamente equivalentes.
Quien no pudo conseguir nuevos privilegios  fue el ex Concejal Martín Ávila. El oficialismo se quebró y mandó su designación como Defensor del Pueblo al freezer y hasta tuvieron que proponer la “elección popular” del cargo. Pero en definitiva tendremos en la defensoría a un heredero de Ulloa hasta el 2015.
El tardío intento de reciclaje de un régimen político decadente
 Isa dijo que se acabaría la burocracia estatal pero en la sesión se crearon nuevas dependencias: el Isismo, a pesar de anunciar cambios, no puede alterar su naturaleza.

Ahora un gobierno que permitió 400 edificios ilegales, que vendió los inmuebles municipales a cambio de un galpón y que modificó a su antojo el Código Urbano, creará el “Área de Preservación del Patrimonio Cultural y Natural”... Otras nuevas invenciones del oficialismo serán la “Comisión de Responsabilidad Social Empresaria” y la “Defensoría Oficial de Faltas Municipales”, sin funciones claras ni específicas.
Así es como una camarilla en retroceso electoral pretende seguir enquistada en el Estado.
En conclusión, el isismo derrotado, lejos de virar hacia posiciones populares, no puede hacer otra cosa que agravar su carácter de camarilla ajena a los intereses populares. La población se manifestó en las urnas contra los impuestazos, las “roscas” y desmanejos. El Partido Obrero asume la responsabilidad de luchar por dirigir una nueva agenda en el Concejo Deliberante para terminar con estas políticas nefastas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los comentarios que solo sean para agredir a cualquier compañero seran borrados a la brevedad.