martes, 31 de julio de 2012

Ataque de una patota a los feriantes de La Saladita




Parte de Prensa 
Salta, 31 de Julio de 2012 
Sec. De Prensa Partido Obrero 
TEL. 0387-4322247 
http://prensapo.blogspot.com  - www.po.org.ar

El gobierno y la policía son cómplices


Ataque de una patota a los feriantes de La Saladita
 El gobierno sigue con la aplicación de la ley 7700 para erradicar a las ferias americanas que dan sustento a miles de familias, las que construyeron con esfuerzo su propia y precaria salida en la provincia del 12 por ciento de desocupación.
El oficialismo ataca a las ferias pero dejando en pie ciertos nichos en favor de punteros oficialistas. Este es el caso de Mario Pastrana de la Feria de Morosini, quien recibió ayudas estatales para alquilar un predio en nombre de una cooperativa de feriantes  y hoy es el locatario exclusivo del lugar, fijando reglas expulsivas para sus compañeros cooperativistas. El municipio no movió un dedo frente a la estafa y los feriantes perjudicados (constituidos en la nueva cooperativa “La Saladita”) tuvieron que mudarse a un terreno en avenida Líbano, alquilado al empresario Ale.
Algunos vecinos reclamaron la pérdida de un espacio verde y el gobierno, junto a la diputada Cornejo, aprovecharon para montar un nuevo ataque: en sus intervenciones públicas han mostrado a los feriantes como ocupas de un supuesto espacio público. Dieron vía libre a una patota que realiza piquetes frente a la feria utilizando el reclamo de espacios verdes. La patota en realidad tira fuegos artificiales, gomas encendidas, palos, piedras y vidrios sobre los feriantes y desvían el tránsito hacia el local de Pastrana con la ayuda de la policía, quien no detiene ni decomisa armas argumentando la necesidad de una autorización judicial…
El Partido Obrero responsabiliza al gobierno y la policía ante cualquier hecho de violencia sobre los compañeros de La Saladita. Llamamos a todos los feriantes de la provincia a organizarse contra este y todos los ataques por venir, por la anulación de la ley 7700 y, como planteamos desde un comienzo, para que el Estado aporte predios públicos accesibles para todas las ferias que lo requieran, cuidando así el interés de trabajadores y vecinos.
Al gobierno le interesa erradicar ferias y cuidar el negocio de sus punteros y jamás le importó el espacio verde: a 100 metros, se especula y se evaden impuestos en las tierras baldías lindantes al Martearena. Es ahí donde se debe efectivizar un verdadero plan de expropiación y recuperación del espacio público.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los comentarios que solo sean para agredir a cualquier compañero seran borrados a la brevedad.